¿Qué es blockchain? Todo lo que hay que saber de esta nueva tecnología

0

Si estás interesado en las criptomonedas y has investigado un poco su funcionamiento, seguramente te has planteado qué es blockchain y de qué se trata. Este concepto está estrechamente ligado con las monedas digitales y es muy importantes que sepas cuál es su funcionamiento y por qué es tan importante.

Esta tecnología se encarga de los registros que se realizan en la red de bitcoin y de otras criptomonedas. Es un libro público distribuido y descentralizado. Esto quiere decir que es como un libro de contabilidad transparente y con acceso público que se utiliza para mantener la red. Para ello, se elimina la necesidad de una autoridad central como un banco, gobierno o corporación.

En este artículo te contaremos qué es blockchain y por qué necesitamos esta tecnología. Además, también hablaremos de los diferentes usos en los que se aplica el blockchain y cómo podemos invertir en él. Finalmente te explicaremos cómo comprar criptomonedas y cuáles son las mejores plataformas para hacerlo.

¿Qué es blockchain?

El blockchain es una cadena de bloques que contiene información. Esta tecnología se encuentra destinada a sellar toda la información digital para que no sea posible modificarla. El objetivo del blockchain es resolver el problema de los registros dobles sin la necesidad de un servidor central.

El blockchain se utiliza para transferir de manera segura diferentes tipos de elementos como dinero, propiedades, contratos, etc. sin la necesidad de utilizar un intermediario externo como un banco o gobierno. Una vez que se registran los datos dentro de una cadena de bloques, es muy difícil cambiarlos.

A menudo se hace referencia al blockchain como un libro mayor distribuido. Esto es debido a que el libro donde se registran las transacciones es compartido por varios participantes en la cadena de bloques. De esta manera, no es propiedad ni está totalmente controlado por una sola entidad.

Los participantes de la cadena de bloques aceptan las transacciones cuando se registran en el libro mayor. Estas transacciones no se pueden modificar. La criptografía que hay detrás permite que estas transacciones se verifiquen de manera comprobable y ayuda a garantizar la permanencia de los registros.

El blockchain es un protocolo de software. También recibe el nombre de meta-tecnología, ya que repercute a otras tecnologías. El blockchain está formado por varios elementos como una base de datos, una aplicación de software, algunos ordenadores conectados, etc.

Los bloques del blockchain almacenan información sobre transacciones como la fecha, la hora y la cantidad monetaria de la transacción. También incluyen información sobre quién participa en ellas, incluyendo una “firma digital” como referencia.

Los bloques también guardan información que los distingue de otros. Cada bloque almacena un código único llamado “hash” que nos permite distinguirlo de cualquier otro. Los hashes son códigos criptográficos de 64 dígitos creados por algoritmos especiales.

¿Por qué necesitamos Blockchain?

Es posible que te hayas cuestionado para qué necesitamos el blockchain y cuáles son las razones que lo han vuelto tan popular. A continuación te detallamos los motivos de su uso extenso:

  • Resiliencia: el blockchains es una arquitectura replicada. Esto significa en caso de un ataque masivo contra el sistema, la cadena todavía es operada por la mayoría de los nodos.
  • Reducción de tiempo: permite realizar de una manera más rápida las transacciones, ya que no necesita un largo proceso de verificación y liquidación. Esto es debido a que una sola versión de los datos del libro mayor de acciones es disponible entre todos los soportes.
  • Fiabilidad: Blockchain certifica y verifica las identidades de las partes implicadas. Esto elimina los registros dobles, reduce las tasas y acelera el tiempo de realización de transacciones.
  • Transacciones invariables: como blockchain registra las transacciones en orden cronológico, asegura la inalterabilidad de todas las operaciones. Esto significa que cuando se agrega un nuevo bloque a la cadena de libros mayores, no se puede eliminar ni modificar.
  • Prevención del fraude: los conceptos de información compartidos evitan posibles pérdidas debido a fraude o malversación de fondos.
  • Seguridad: cuando se ataca una base de datos tradicional, se derriba un objetivo específico. Sin embargo, con la tecnología de libro mayor distribuido, cada usuario tiene una copia de la cadena original, por lo que el sistema permanece operativo, incluso si una gran cantidad de nodos caen.
  • Transparencia: los cambios realizados en los blockchain públicos son visibles públicamente para todos. Esto ofrece una mayor transparencia y todas las transacciones son invariables.
  • Colaboración: permite a todas las partes implicadas realizar transacciones directamente entre ellas sin la necesidad de mediar con terceros.
  • Descentralizado: existen reglas sobre cómo cada nodo intercambia la información de blockchain.

¿Para qué se usa la Blockchain?

La primera cadena de bloques fue creada por Satoshi Nakamoto, cuya identidad real sigue siendo un misterio hasta el día de hoy. Es el creador del Bitcoin, y utilizó la tecnología blockchain como base de la criptomoneda en 2009.

Sin embargo, rápidamente se vio que las diversas aplicaciones de la tecnología blockchain podrían ir mucho más allá de la criptomoneda y ser útiles en muchas industrias diferentes, que afectan muchos aspectos diferentes de nuestras vidas y en una gran diversidad de negocios.

De hecho, el blockchain se puede usar para cualquier cosa que requiera que las transacciones se registren de manera segura. Esto incluye, entre otras a:

  • Almacenar registros gubernamentales como por ejemplo certificados de matrimonio, registros comerciales, registros de salud y mucho más.
  • Rastreando productos a medida que pasan a través de una cadena de suministro desde el productor hasta el distribuidor y el comprador, en una gran diversidad de productos.
  • Verificación y seguimiento de los derechos de propiedad intelectual.
  • Otras aplicaciones en las cuales se incluyen, por ejemplo, la habilitación de contratos inteligentes, el seguimiento de registros de pacientes, autenticación digital y sistemas de firma, sistemas de patentes, distribución de energía, mayor transparencia en organizaciones benéficas, transferencias inmobiliarias y un largo etcétera.

¿Por qué necesitamos diferentes tipos de blockchain?

Ahora que ya sabes qué es la cadena de bloques, tal vez te preguntes por qué hay diferentes tipos de blockchain y para que los usamos. El motivo por el que se usa blockchain a día de hoy es para realizar transacciones o intercambiar información a través de una red segura.

Sin embargo, la forma en que las personas usan blockchain y la tecnología de contabilidad distribuida varían de un caso a otro. Por ejemplo, si hablamos de Bitcoin, esta criptomoneda digital se transmite a través de las tecnologías blockchain y DLT. Este tipo de red blockchain es una red pública porque las personas de todo el mundo pueden convertirse en un nodo, verificar otro nodo e intercambiar bitcoins.

Otro tipo de aplicación de esta tecnología sería por ejemplo que un banco utilizara una red privada de blockchain. En este caso será una red restringida donde solo los miembros autorizados pueden acceder a la información confidencial. Por lo tanto, nadie puede obtener acceso a los datos bancarios.

Una red privada tendrá nodos limitados y autorizados monitoreados por uno de los administradores de la red. La información que se transmite a través de esta red privada de blockchain permanece dentro de esta. Cualquier nuevo nodo que se quiera agregar necesita permiso del administrador.

Existen diferentes tipos de blockchain, más concretamente 3 clases diferentes. Debes tener en cuenta que estos no incluyen bases de datos tradicionales o tecnología de contabilidad distribuida (DLT), que a menudo se confunden con blockchain. Así, podemos diferenciar entre:

  • Público: como Bitcoin y Ethereum
  • Privado: como Hyperledger y R3 Corda
  • Híbrido: como Dragonchain

¿Qué es blockchain público?

Los blockchain públicos son de código abierto. Permiten que cualquier persona participe como usuario, minero, desarrolladores o miembro de la comunidad. Todas las transacciones que se realizan en los blockchains públicos son totalmente transparentes. Esto significa que cualquiera puede examinar y controlar los detalles de la transacción.

Las cadenas de bloques públicas están diseñadas para que estén completamente descentralizadas. Esto provoca que ningún individuo o entidad controla qué transacciones se registran en la cadena de bloques o en qué orden se procesan.

Las blockchain públicos pueden ser muy resistentes a la censura, ya que cualquier persona puede unirse a la red, independientemente de su ubicación, nacionalidad, etc. Esto provoca que sea muy difícil para las autoridades cerrarlas.

Por último, debemos comentar que todos los blockchain públicos tienen un token asociado con ellos. Este normalmente está diseñado para incentivar y recompensar a los participantes en la red. Un ejemplo de este caso sería el bitcoin.

¿Qué es blockchain privado?

Otro tipo de blockchain es el privado, o también conocido como blockchain autorizado. Presenta varias diferencias notables con respecto a las cadenas de bloques públicas que hemos comentado en el apartado anterior.

En este tipo de blockchain, los participantes necesitan tener consentimiento para unirse a la red. Las transacciones son privadas y solo están disponibles para los usuarios que tienen permiso para unirse a la red.

Los blockchains privados se encuentran más centralizados que los públicos. Estas cadenas de bloques son valiosas para las empresas que desean colaborar y compartir datos, pero no quieren que sus informaciones comerciales sensibles sean visibles en una cadena de bloques pública.

Por su naturaleza, este tipo de blockchain está más centralizado. Las entidades que dirigen la cadena tienen un control significativo sobre los participantes y las estructuras de gobierno.

¿Qué es blockchain híbrido?

Un blockchain híbrido combina los beneficios de privacidad de una cadena de bloques privada con los beneficios de seguridad y transparencia de una cadena de bloques pública. Esto proporciona a las empresas una gran flexibilidad a la hora de elegir qué datos quieren hacer públicos y transparentes y qué datos quieren mantener en privado.

Este tipo de blockchain simplifica el funcionamiento de las empresas con la transparencia que buscan, sin tener que sacrificar la seguridad y la privacidad. Además, el hecho de poder publicar en múltiples blockchains públicos a la vez aumenta la seguridad de las transacciones, ya que de esta manera se pueden beneficiar del poder de hash combinado que se aplica a los blockchain públicos.

Qué es blockchain: invertir en esta tecnología

Después del éxito que ha experimentado bitcoin desde sus inicios, son muchas las personas que han invertido en esta criptomoneda y en la tecnología del blockchain. El público en general y las autoridades gubernamentales son cada vez más conscientes de sus ventajas y la mayoría de las dudas que acechaban a los inversores están desapareciendo.

Además, muchas empresas están invirtiendo en blockchain para instaurar esta tecnología entre sus productos o procesos de trabajo. Un ejemplo de ellas es Samsung, la cual se ha asociado recientemente con Blocko con el objetivo de permitir que las tarjetas de crédito realicen transacciones seguras utilizando la tecnología blockchain. Samsung tiene como objetivo crear nuevos negocios utilizando identidad digital, dinero digital y pago digital.

Por lo tanto, podemos decir que nos encontramos en un momento importante para invertir en blockchain y en criptomonedas. En el siguiente apartado te explicaremos cómo hacerlo.

Conclusiones

Si alguna vez te has preguntado qué es blockchain, debes saber que es una cadena de bloques que contiene información. Tiene como objetivo resolver el problema de los registros dobles sin la necesidad de un servidor central. Se utiliza para transferir de manera segura diferentes tipos de elementos como dinero, propiedades, contratos, etc. sin la necesidad de utilizar un intermediario externo como un banco o gobierno. Una vez que se registran los datos dentro de una cadena de bloques, es muy difícil cambiarlos.

Actualmente existen infinidades aplicaciones de la tecnología blockchain en diferentes aspectos de nuestras vidas y en una gran diversidad de negocios. Sin duda se trata de una tecnología que tiene una larga proyección futura.

La mejor manera para invertir en criptomonedas es operando con los CFDs. Por lo tanto, te recomendamos que utilices eToro o LiquidityX para poder disfrutar de este producto financiero derivado. Con ellos podrás comerciar al alza o a la baja, según tu estimes que fluctuarán los precios.

 

Lee también:

Preguntas frecuentes

¿Qué es blockchain y cómo funciona?

El blockchain es una especia de libro que contiene información sobre transacciones. Cada transacción genera un hash. El blockchain es el libro donde se registran las transacciones y es compartido por varios participantes en la cadena de bloques. De esta manera, no es propiedad ni está totalmente controlado por una sola entidad.

¿Para qué sirve el blockchain?

El blockchain tiene muchas aplicaciones. Una de ellas es en el uso de monedas digitales. Esta tecnología se puede utilizar para construir criptomonedas. Bitcoin es un ejemplo funcional de esto. La tecnología blockchain permite transacciones electrónicas que son resistentes incluso cuando están en juego grandes cantidades de dinero.

¿Cuál es un ejemplo de blockchain?

El blockchain es una cadena de bloques que contiene información. Los datos que se almacenan dentro de cada bloque dependen del tipo de blockchain. Por ejemplo, un bloque de Bitcoin contiene información sobre el remitente, el receptor y la cantidad de bitcoins que se transferirán. El primer bloque de la cadena se llama bloque Génesis.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.